Home

Introduction

A short history

The 16 decisions

Credit delivery system

Breaking the vicious cycle of poverty through Microcredit

Method of action

Annual Report

Contribution of Grameen Bank
to GDP


Bibliography

Photo Gallery

EXPANSION DE LA COBERTURA DEL MICROCREDITO PARA ALCANZAR LA META DE DESARROLLO DEL MILENIO
Algunos Temas Dignos de Atenci?n


Muhammad




Documento Presentado en el Seminario Internacional ?Atacando la Pobreza con Microcr?dito?, organizado por PKSF en Dhaka,
Enero 8-9, 2003
Original en Ingl?s, traducido al Espa?ol por Celia Varea,
FUDECE ([email protected]),
Quito-Ecuador



???Visi?n Global del Microcr?dito
La Cumbre del Microcr?dito de 1997 se plante? la meta de llegar con microcr?dito y otros servicios financieros a 100 millones de las familias m?s pobres, preferiblemente a trav?s de las mujeres de esas familias, hasta el a?o 2005. En la ?ltima Cumbre del Microcr?dito +5, realizada recientemente en Nueva York, se revis? el avance logrado en los ?ltimos cinco a?os para alcanzar esa meta. Cifras recogidas por la Campa?a de la Cumbre del Microcr?dito muestran que, hacia fines del 2001, exist?an m?s de 54 millones de beneficiarios de microcr?dito alrededor del mundo. De este n?mero, 26.8 millones se contaban entre los m?s pobres, aquellos que viven con menos de US$ 1 al d?a. Esto significa un avance impresionante desde 1997, cuando solamente se registraron 7.6 millones de familias entre las m?s pobres.

Estas cifras se basan en los mejores datos institucionales de la tercera parte de la informaci?n recolectada y verificada de m?s de 2.000 organizaciones que est?n trabajando para implementar la meta de la Cumbre hasta el 2005. Puedo pronosticar que, para fines del 2002, se lleg? con microcr?dito al menos a 35 millones de las familias m?s pobres. Si esto llega a acercarse a la cifra real, estar?amos ante un significativo progreso. Querr?a decir que se super? m?s de un cuarto de lo previsto hasta el 2001 y m?s de un tercio hasta el 2002 y es muy probable que, hacia el 2003, se supere m?s de la mitad de lo previsto, esto es, 50 millones de familias. Una vez que se haya superado esa mitad, estaremos mejor equipados sicol?gica e institucionalmente para cubrir la otra mitad de este largo viaje. Si tal pron?stico resulta, significar? que tendremos una buena posibilidad de llegar a los 100 millones o a una cifra razonablemente cercana, hacia el 2005.


???Cu?l ha sido el impacto en los Pobres?

Estudios independientes muestran que el microcr?dito ha tenido una gama de impactos positivos en las familias que lo han recibido. Un estudio hecho por el Banco Mundial en 1998 report? que el 5% de las prestatarias del Banco Grameen, BRAC y RD 12 de BRDB salen de la pobreza cada a?o. Un reciente estudio del Banco Mundial, hecho por Shahid Khondkar (2003) muestra que los programas de microcr?dito que han operado en Bangladesh durante un largo per?odo, han producido un impacto mucho m?s grande sobre la extrema pobreza que sobre la pobreza moderada. ?Los resultados de este estudio ofrecen un fuerte sustento al planteamiento de que el microcr?dito no solamente incide sobre el bienestar de los beneficiarios directos e indirectos, sino sobre el bienestar agregado a nivel de aldea?, concluye Khondkar.

El rol del microcr?dito en situaciones de desastre y en ?reas de post-conflicto ha sido asimismo bien documentado, mostrando que, cuando los servicios son flexibles, convenientes y de f?cil acceso, han habilitado a las familias en dichas ?reas para reconstruir sus actividades econ?micas y sus vidas. Los estudios han demostrado tambi?n que los programas de microcr?dito mejoran los mecanismos de los pobres para enfrentar tales situaciones. Esto se evidenci? con claridad durante tiempos de desastre, como las inundaciones ocurridas en Bangladesh en 1998. Se han hecho muchos estudios de impacto del Banco Grameen, desde diversas perspectivas. Todos aportan hallazgos que muestran un impacto significativo en sus miembros, relacionados con una amplia gama de indicadores econ?micos y sociales, incluyendo incremento del ingreso, mejora en la nutrici?n, mejora en la ingesta alimenticia, mejora en el consumo de vestuario, mejora en la vivienda, disminuci?n de la tasa de mortalidad infantil y de la tasa de natalidad, incremento en la adopci?n de pr?cticas de planificaci?n familiar, mejora en el cuidado de la salud, mayor acceso a la educaci?n para los ni?os, empoderamiento de la mujer, participaci?n en actividades sociales y pol?ticas, etc.

De acuerdo a la evaluaci?n interna del Banco Grameen, medida a base de diez indicadores, como tama?o del pr?stamo, monto del ahorro, condiciones de vivienda, mobiliario de la vivienda, provisi?n de ropa de invierno, educaci?n de los ni?os, etc., el 42% de las familias de sus prestatarias super? la l?nea de pobreza hasta el 2001. Estos indicadores fueron establecidos por el Banco Grameen para estudiar el impacto de su programa sobre las familias pobres a las que sirve. Con el objeto de preparar a la pr?xima generaci?n para que se mantenga libre de pobreza, el Banco Grameen estimula a los ni?os de las familias Grameen para entrar y mantenerse en la escuela, conservando un buen desempe?o. El Banco Grameen ofrece becas a los mejores estudiantes de cada sucursal y otorga pr?stamos a todos los estudiantes que llegan a la universidad, escuelas m?dicas, de ingenier?a u otras escuelas profesionales. Recientemente se ha establecido un sistema de categor?as de ?Cinco Estrellas? para las sucursales, seg?n el cual una sucursal puede ganar estrellas al alcanzar ciertos logros. Dos de estas estrellas est?n relacionadas con el impacto del programa. Una sucursal puede ganar una estrella si los hijos de todas las prestatarias est?n en la escuela o han terminado por lo menos la escuela primaria. Otra estrella se puede obtener si todas las familias de una sucursal superan la l?nea de pobreza, despu?s de satisfacer las exigentes condiciones que son medidas por los diez indicadores establecidos por el Banco Grameen.

Estudios de impacto realizados en las r?plicas Grameen en otros pa?ses, como ASHI, Dungganon y CARD en Las Filipinas, SHARE y ASA en India, Nirdhan y SBP en Nepal, muestran incrementos en el ingreso entre las prestatarias.


????C?mo ampliar la Cobertura?

Sin embargo de que el crecimiento del microcr?dito para los pobres es alentador, a?n existen algunos obst?culos para su expansi?n. Bangladesh sigue siendo el ?nico pa?s donde la cobertura del microcr?dito alcanza a m?s del 75% de las familias m?s pobres. En la mayor?a de pa?ses no se ha alcanzado ni siquiera al 10% de esas familias. Para alcanzar la meta de la Cumbre de 100 millones de familias, cada pa?s debe llegar al 50% de sus familias m?s pobres. Por tanto, queda mucho por hacer. ?Por qu? no se lo ha logrado hasta ahora?. Los donantes explican que no hay suficiente capacidad en el terreno para lograr una mayor expansi?n. Las instituciones de microcr?dito se quejan de que tienen capacidad instalada sin utilizar, porque no hay dinero, dinero de donaciones o pr?stamos blandos o del mercado disponible para ellas.


???Por qu? el dinero no est? Disponible?

Si el microcr?dito es una idea tan sensacional, ?por qu? el dinero no fluye para posibilitar la expansi?n de su cobertura?.

Considero que existen los siguientes problemas:

I. Falta de iniciativa para la creaci?n de instituciones financieras.
II. Ausencia de marcos legales para la creaci?n de instituciones financieras.
III. Barreras para la aceptaci?n de dep?sitos
IV. Ausencia de un marco regulatorio.
V. Falta de claridad conceptual.

? I. Fuentes de Recursos para Microcr?dito: Fondos Mayoristas
? ? ?
? ?

A. PKSF

La entrega de microcr?dito a los pobres y a los m?s pobres es todav?a b?sicamente una actividad de ONGs. Es probablemente la raz?n por la cual se observa tanto dinamismo en esta actividad. No creemos equivocarnos mucho si presumimos que, desde una perspectiva global, por lo menos tres cuartos de los/as prestatarios/as reciben microcr?dito de las ONGs. Las ONGs han probado ser el mejor veh?culo para una r?pida expansi?n de la cobertura del microcr?dito. Algunos conceptos nuevos requer?an ser experimentados. El desarrollo institucional toma tiempo; la creaci?n de nuevos marcos legales demanda experiencia. Desde luego, al momento, las destrezas gerenciales de muchas ONGs para administrar microcr?dito han madurado. Pero al mismo tiempo han tenido que afrontar problemas, dado que no forman parte de la estructura financiera formal. Al momento se permite a algunas ONGs, en forma selectiva, asumir el rol de instituciones financieras formales, si est?n interesadas en ello, pero se debe abrir la puerta. Dejar a las ONGs decidir si desean entrar o no entrar y cu?ndo.

El problema m?s cr?tico que afrontan las ONGs hasta ahora es encontrar dinero para prestar a los pobres. Los programas de microcr?dito existentes est?n llegando a una virtual paralizaci?n de sus programas de expansi?n y encontrando dificultades para continuar sus actuales programas a causa de la carencia de fondos.

Una soluci?n que se encontr? en Bangladesh para este problema fue la creaci?n de un fondo mayorista nacional, el PKSF. El Gobierno y el Banco Mundial pusieron su dinero en el PKSF, el cual, a su vez, provee este dinero a las ONGs. La raz?n de que las ONGs en Bangladesh hayan demostrado tan din?mica tasa de crecimiento es la existencia de este fondo mayorista.

Este fondo ha otorgado alrededor del US$ 62 millones a cerca de 200 ONGs para conducir programas de microcr?dito. Se ha argumentado que en pa?ses donde no hay suficientes programas de microcr?dito, no se justifica la creaci?n de fondos de segundo piso. Eso es como preguntarse qu? fue primero la gallina o el huevo. Se podr?a argumentar lo contrario: que la principal raz?n para que los programas de microcr?dito no lleguen a despegar en un pa?s es la inexistencia de fondos disponibles para iniciar esos programas o para apoyar su expansi?n. Las ONGs dedicadas al microcr?dito en Bangladesh se han beneficiado enormemente del PKSF. Las Filipinas, Paquist?n y Nepal tambi?n han creado fondos mayoristas o de segundo piso. Una consideraci?n importante respecto a la creaci?n de estos fondos es asegurarse de que se mantengan libres de la influencia y el control del Gobierno. Los fondos de segundo piso pueden ser creados de muchas formas diferentes. Dos o m?s bancos pueden unir esfuerzos y crear fondos de microcr?dito de segundo piso. Un solo banco puede hacerlo. Las fundaciones y sociedades pueden crear fondos de segundo piso. Las empresas comerciales, ONGs, cualquier organizaci?n de la sociedad civil (como los Clubes Rotario, Leones, etc.) puede crear fondos de segundo piso. Ser?a una buena idea plantearse algunos fondos de este tipo, en lugar de solamente un fondo nacional. Deben haber tambi?n fondos locales y regionales.

? ?
? ?

B. Fideicomiso Grameen ? Un Fondo Mayorista Internacional

Incluso crear fondos mayoristas internacionales es una buena idea. Esto podr?a constituir el escenario para la creaci?n de fondos mayoristas al interior de cada pa?s. El Fideicomiso Grameen fue creado en 1989 para brindar apoyo al inicio de r?plicas Grameen en otros pa?ses. Se evidenci? que las ONGs no pod?an atraer ni siquiera peque?as cantidades de dinero para iniciar programas de microcr?dito porque carec?an de historial. ?C?mo se puede tener historial si no se consigue dinero para trabajar?. El Fideicomiso Grameen comenz? proveyendo fondos para inicio de proyectos en todo el mundo desde 1998. En la mayor?a de los casos, el apoyo del Fideicomiso Grameen era concedido para crear programas de microcr?dito desde del inicio. En muchos casos, se alentaba a personas individuales para crear ONGs que iniciaran programas Grameen con los fondos del Fideicomiso. Este Fideicomiso otorg? fondos de pr?stamo, fondos operativos, capacitaci?n y asistencia t?cnica, que habilitaron a estos proyectos para establecer sus programas, construir historial y, eventualmente, ser fuente de recursos local e internacionalmente. El capital semilla del Fideicomiso Grameen ha creado hasta ahora un gran n?mero de programas de microcr?dito exitosos alrededor del mundo.

Fundado por donantes, hasta la fecha, el Fideicomiso Grameen ha apoyado a 113 organizaciones en 34 pa?ses de Asia y el Pac?fico, Africa, Am?rica Latina y Europa. Ha prestado un total de US$ 16 millones a estas organizaciones, las cuales, por su parte, han prestado US$ 374 millones, provenientes en su mayor?a de donaciones, a sus beneficiarios/as, lo cual demuestra c?mo estas organizaciones han potenciado los pr?stamos de entre US$50.000 y US$150.000 otorgados por el Fideicomiso Grameen. La cobertura total de estas organizaciones es al momento de un mill?n de miembros, con un 99% de mujeres.

Las organizaciones que se iniciaron en el mundo del microcr?dito con capital semilla del Fideicomiso Grameen han crecido hasta convertirse en ONGs de primera l?nea en sus pa?ses, por ejemplo KASHF en Paquist?n, SHARE en India, Dungganon y ASHI en Filipinas, SBP en Nepal, Capital Aid Fund en Vietnam. Todas ellas han llegado a miles de miembros y al momento movilizan recursos de bancos locales e instituciones financieras. Algunas se han transformado en bancos, como CARD en Filipinas y Nirhan Utthan Bank en Nepal.

Los aspectos clave del programa del Fideicomiso Grameen son la concesi?n de pr?stamos, en lugar de donaciones, para proveer incentivos a la creaci?n de programas sostenibles. Ha creado nuevas organizaciones de microcr?dito, por medio del apoyo para su inicio. Ha desarrollado una metodolog?a para seleccionar a ONGs o personas individuales para crear ONGs en pa?ses remotos, con idiomas diferentes y para proveer fondos a estas ONGs para que inicien programas de microcr?dito y puedan conducirse en forma exitosa. La ubicaci?n del Fideicomiso Grameen en Bangladesh le ha permitido mantener bajos sus costos administrativos.

?


?La Propuesta BOT del Fideicomiso Grameen

Otro tipo de programa basado en la donaci?n que adopt? el Fideicomiso Grameen fue trasladarse a un determinado pa?s para crear un programa de microcr?dito en forma directa, a trav?s de un contrato de transferencia para inicio y operaci?n (Build-Operate-Transfer ?BOT). En tales casos el Fideicomiso Grameen envi? su propio personal para iniciar y operar un programa de microcr?dito en el sitio, por medio del reclutamiento y capacitaci?n de personal local. Encontramos que esta propuesta produjo los m?s r?pidos resultados. El tiempo que transcurre entre la decisi?n de iniciar un programa y su implementaci?n es m?nimo. La probabilidad de ?xito es muy alta. Muchos riesgos e incertidumbres pueden ser superados bajo esta f?rmula. Este arreglo puede ser elegido por donantes y gobiernos cuando hay duda acerca del ?xito del programa. La propuesta BOT puede contribuir a una r?pida expansi?n del microcr?dito en ?reas donde no existe.

El Fideicomiso Grameen estableci? proyectos BOT en Myanmar y en Kosovo. El programa de Myanmar, que ha sido recientemente transferido a una administraci?n local, lleg? a 37.000 prestatarios/as en cinco a?os. El programa de Kosovo se inici? hace dos a?os. Al momento tiene m?s de 5.000 mujeres miembros. Fue todo un reto para el personal Bangladeshi trasladarse del tropical Bangladesh a construir un programa en una parte de Europa que permanece cubierta de nieve buena parte del a?o. Este programa apoy? en la reconstrucci?n de las actividades econ?micas de las familias damnificadas por la guerra en Kosovo.


???La Pol?tica de Tasas de Inter?s para Fondos de Segundo Piso

Las experiencias del PKSF y el Fideicomiso Grameen nos indican claramente que los fondos de segundo piso pueden manejar el dinero de donantes de la mejor forma posible. Pueden desempe?ar un rol muy importante para alcanzar la estandarizaci?n y la promoci?n de las mejores pr?cticas entre los programas de mirocr?dito y actuar como un pivote para vincular a los programas informales de microcr?dito con el sistema financiero global a trav?s de la intermediaci?n financiera.

Para lograr la sostenibilidad a largo plazo de los programas de cr?dito de ONGs y de los fondos de segundo piso, la pol?tica de tasas de inter?s de estos ?ltimos debe ser cuidadosamente dise?ada. Sus tasas de inter?s deben situarse en cerca de cero para los programas que est?n comenzando. En el otro extremo, los fondos de segundo piso deben aplicar tasas de inter?s de mercado a programas ya maduros. En otras palabras, un fondo de segundo piso deber?a trazar una l?nea bajo la cual la provisi?n de recursos deber?a sujetarse a la tasa de mercado. Deber?an haber tasas intermedias para otros programas. La pol?tica de tasas de inter?s no deber?a ser ni de tasa ?nica para todos, ni de tasas iguales para la misma organizaci?n durante todo el tiempo. El objetivo de la pol?tica deber?a ser titular a los programas de microcr?dito, dejando de otorgarles pr?stamos a tasas de inter?s subsidiadas dentro de un per?odo razonable de tiempo. Si un programa de microcr?dito percibe que tiene acceso ilimitado a pr?stamos subsidiados, nunca tomar? la iniciativa de prepararse para operar en el ?mbito del mercado.


???Servicio de Garant?a de Dep?sitos del P?blico

Adem?s de proveer recursos, los fondos de segundo piso pueden ofrecer servicios de garant?as para pr?stamos a las organizaciones asociadas, en caso de que quieran acceder a pr?stamos de bancos y otras fuentes. El servicio m?s importante, sin embargo, ser?a proveer garant?a para los dep?sitos captados del p?blico por una organizaci?n asociada. Un fondo de segundo piso puede persuadir al Banco Central a permitir a las organizaciones asociadas captar dep?sitos del p?blico hasta un l?mite (por ejemplo que no exceda del 50% de la cartera vigente), otorg?ndoles garant?a para ello. Esto abrir?a una nueva fuente de provisi?n de recursos para las organizaciones asociadas. Los fondos de segundo piso se ver?an libres de la constante presi?n de conseguir m?s dinero para alimentar a las organizaciones asociadas.

Introducir un programa de garant?a de dep?sitos para cubrir los dep?sitos en programas de cr?dito manejados por ONGs puede ser otra soluci?n. Una ONG puede ser autorizada para captar dep?sitos del p?blico, siempre que est?n 100 por ciento cubiertos por el programa de garant?as. Los fondos de segundo piso pueden organizar tal programa en colaboraci?n con el Banco Central, compa??as de seguro o agencias gubernamentales.

La responsabilidad m?s importante de los fondos de segundo piso deber?a ser, en mi opini?n, apoyar a las organizaciones asociadas a convertirse en organizaciones formales de microcr?dito dentro de un nuevo marco legal. Los fondos de segundo piso pueden jugar el papel de intermediarios, supervisando el proceso de transici?n de ONGs a instituciones financieras formales.


??Marco Legal para graduar a Instituciones Informales en Instituciones Formales

La ausencia de un marco legal para programas de microcr?dito es un gran obst?culo para su expansi?n. Las instituciones de microcr?dito operan en una variedad de estructuras institucionales ?programas de investigaci?n (China), ONGs, corporaciones, corporaciones financieras no bancarias, bancos, compa??as financieras y as?, por el estilo. Dado que no existe un lugar de nacimiento en el ?mbito legal donde puedan encajar los programas de microcr?dito, ?stos adoptan hogares poco confortables con tal de tener una cobertura legal. Si bien esto resuelve el problema inmediato de la cobertura legal, conduce al problema de ser un hu?sped en un ?hogar? adoptado. Muchos programas que han alcanzado la escala para y desean convertirse en instituciones financieras, temen hacerlo a causa de algunos problemas, como el capital m?nimo requerido y el requisito m?s terror?fico que es exigir garant?as por sus pr?stamos.


??Atrapados en una Extra?a Situaci?n

Los programas de microcr?dito est?n atrapados en una extra?a situaci?n. Se les culpa por ser dependientes de las donaciones. Se anota que no pueden expandirse porque no tienen capacidad de absorci?n. Pero, en realidad, la mayor?a de los programas ni son dependientes de las donaciones, ni tienen por qu? serlo si se les permitiera recibir dep?sitos del p?blico. Pero las leyes no les permiten hacerlo, porque no son instituciones financieras. Si pudieran recibir dep?sitos, ser?an totalmente independientes del dinero de los donantes y podr?an expandir sus programas con el dinero que ellos mismos movilicen. Algunos de los socios del Fideicomiso Grameen se han transformado en bancos (CARD, Nirham), pero otros todav?a luchan con el tema de la identidad legal y operan en la zona gris de la ley. Crear un espacio legal para los programas de microcr?dito es esencial para permitirles crecer sin obst?culos.

Una vez que un programa de microcr?dito est? legalmente autorizado para aceptar dep?sitos p?blicos, puede resolver inmediatamente el problema de ubicar fuentes de fondos para expandirse. En el Banco Grameen vemos esta situaci?n muy claramente. Recientemente hemos introducido un nuevo sistema para la apertura de sucursales. Una sucursal nueva, al momento, comienza recibiendo dep?sitos del p?blico, en lugar de comenzar ubicando grupos de prestatarios ?que era el sistema tradicional para abrir una sucursal nueva del Banco Grameen. Una sucursal nueva busca prestatarios/as solamente cuando ha movilizado los fondos suficientes para poder conducir sus actividades de pr?stamo dependiendo totalmente de sus propios dep?sitos. Se les aclara muy bien que tienen que encontrar sus fondos localmente, pues nunca recibir?n fondos de pr?stamo de la matriz. Esto est? funcionando muy bien.

En algunos pa?ses, como las Filipinas, Paquist?n, Nepal, Uganda, M?xico y Venezuela se han creado leyes para el microcr?dito. Estas leyes pueden servir como ejemplos para crear leyes en otros pa?ses. Ser?a ?til dise?ar el marco general de una ley para establecer bancos de microcr?dito, cuyos principales elementos puedan aplicarse o adaptarse en cada pa?s.

El microcr?dito ha recorrido un largo camino. Las ONGs l?deres en la operaci?n de programas de microcr?dito han alcanzado una etapa de desarrollo en que deben considerar seriamente los pros y los contras de convertirse en instituciones financieras formales, si existen leyes adecuadas para ello. El Banco Grameen se convirti? en un banco formal en 1983, por efectos de una ley especial aprobada por el parlamento. En muchas ocasiones he argumentado la necesidad de generalizar la ley del Banco Grameen para permitir a las ONGs en Bangladesh crear bancos formales, amparadas en esta ley general. Ha llegado el momento de considerar este asunto muy seriamente.

Paquist?n ha aprobado una ley para crear Bancos de Microfinanzas (BMF). El primer banco de microfinanzas ya ha sido creado gracias a esta ley. Este deber?a ser un buen caso de estudio, como antecedente para esbozar una nueva legislaci?n para crear BMFs.


??Algunas cuestiones para consideraci?n de quienes dise?an las leyes

A continuaci?n algunas consideraciones que deber?an ser tomadas en cuenta al momento de plantear una ley para la creaci?n de bancos de microfinanzas:

a)
La consideraci?n m?s importante es que la ley deber?a ser dise?ada de tal manera que resulte atractivo para las ONGs convertirse en instituciones financieras formales.
?
b)
La segunda consideraci?n importante es que el cuerpo regulatorio deber?a ser, adem?s, creado simult?neamente, tanto para dar seguimiento a las operaciones de los bancos de microfinanzas, como para facilitar sus actividades. El cuerpo regulatorio microfinanciero deber?a ser independiente del Banco Central, pero contar con su participaci?n. Puede ser creado en la forma de una ?Comisi?n Microfinanciera?. Al menos uno de los miembros de la comisi?n deber?a tener experiencia en organizaciones microfinancieras de base, mientras otro de sus miembros deber?a pertenecer al Banco Central. El/la Presidente/a de la comisi?n jugar? el rol m?s importante en la creaci?n del entorno regulatorio formal para las microfinanzas. Ella o ?l deben ser cuidadosamente elegidos, de modo de no inspirar temor a las ONGs de entrar en el mundo formal y m?s bien alentarlas a hacerlo.
? ?

c)

La ley debe permitir la creaci?n de bancos microfinancieros con varias opciones en t?rminos de ?reas operativas y niveles de servicios. La ley debe brindar opciones para varios niveles de ?reas operativas para los bancos de microfinanzas. Estos niveles pueden ser definidos por ?reas geogr?ficas, como, subdistritos, distritos, provincias, etc. Considero que definirlos por ?reas geogr?ficas no s?lo ser?a administrativamente conveniente, sino tambi?n significativo en t?rminos de conseguir que un banco microfinanciero focalice sus servicios en una determinada ?rea, pues el orgullo local apoyar? el ?xito de la instituci?n, la competencia entre ?reas puede tambi?n ayudar a mejorar la eficiencia de los bancos.
? ?
? Se pueden considerar cuatro tipos de licencias para la creaci?n de bancos microfinancieros:
? Tipo A: Operaciones permitidas solamente al nivel administrativo m?s bajo, como subdistrito, ?upajela?, barrio, ?thana?, etc.
? ? ?
? Tipo B: Operaciones permitidas solamente dentro de un distrito o condado.
? ? ?
? Tipo C: Operaciones permitidas dentro de una provincia, estado o divisi?n, seg?n sea
el caso.
? ? ?
? Tipo D: Operaciones permitidas en el ?mbito nacional.
?
El costo de las licencias deber?a ser m?nimo y los requerimientos m?s f?ciles para los bancos tipo A. El costo deber?a ser m?s alto y los requerimientos m?s estrictos, a medida que los bancos tengan cobertura geogr?fica m?s amplia. En Bangladesh, por ejemplo, un banco microfinanciero puede ser establecido con un capital pagado nominal de, digamos, 250.000 takas (US$ 4.300), con una licencia tipo A. Para una licencia nacional, puede fijarse en alrededor de 5 millones de takas (US$ 86.000).

Las licencias pueden otorgarse despu?s de un per?odo de seguimiento largo y estricto de la calidad de las operaciones de una ONG. Una ONG puede solicitar una licencia para convertirse en un banco microfinanciero de cualquier nivel de cobertura geogr?fica. Despu?s de la verificaci?n preliminar de la solicitud, una ONG puede ser calificada para obtener una licencia. Entonces puede iniciarse un proceso de consulta y orientaci?n mutuas de un a?o. Si la comisi?n reguladora encuentra todo a satisfacci?n, puede conceder una licencia, una vez que se haya completado ese per?odo.

? ?
d)
El costo de la licencia debe variar de acuerdo a la estructura de propiedad del banco microfinanciero. Si m?s del 50% de la propiedad est? en poder de los/as prestatarios/as pobres, el costo de la licencia deber?a ser el m?s bajo. El costo inmediatamente superior se deber?a aplicar a los bancos de microfinanzas que se creen como compa??as sin fines de lucro. Un banco de microfinanzas con fines de lucro puede ser de propiedad parcial o total de una organizaci?n sin fines de lucro. Los/as prestatarios/as pueden tener la propiedad del banco, conjuntamente con la ONG.
? ?
e)
Los bancos de microfinanzas pueden ser autorizados para recibir dep?sitos del p?blico. Pero debe haber un l?mite, por ejemplo, el saldo de los dep?sitos del p?blico no debe exceder el monto total de los pr?stamos vigentes en un determinado per?odo.
? ?
f)
Los bancos microfinancieros nacionales pueden ser autorizados a otorgar pr?stamos agr?colas, pr?stamos rurales SME y otros, pero los pr?stamos a beneficiarios de microcr?dito deben constituir m?s de la mitad de la cartera total.
? ?
g)
Se pueden crear bancos microfinancieros desde el inicio, sin haber tenido ninguna experiencia en microcr?dito. En tales casos, se puede otorgar una licencia provisional, para el ?mbito subdistrital por un a?o o dos. Esta puede ser confirmada y elevada a otra categor?a luego de constatar su desempe?o. No se deben otorgar licencias directas para un banco microfinanciero de alto nivel desde el inicio.
? ?

Si se crea un marco legal del tipo descrito, estoy seguro que las ONGs avanzar?n y se arriesgar?n en aguas legales, transformando algunas de sus sucursales en bancos de microfinanzas.

?


Los donantes como fuente de recursos

Durante la d?cada de los 80, los donantes dieron un importante apoyo al microcr?dito. Se esperaba que continuar?n haci?ndolo en forma entusiasta, dado que el microcr?dito se relaciona con todos los temas que tienen alta prioridad en sus agendas. La reducci?n de la pobreza, el empoderamiento de la mujer, la nutrici?n, la salud, la planificaci?n familiar, la educaci?n, la vivienda, la auto-estima, la sostenibilidad, son cuestiones relacionadas con el microcr?dito. Pero en realidad los donantes se volvieron gradualmente esc?pticos respecto a alg?n aspecto y otros respecto al microcr?dito mismo. En algunos casos es el tema de la sostenibilidad, en otros es el tema de que no se llega a los m?s pobres o el tema de comercializaci?n o del impacto. De alguna manera, al momento, dan la impresi?n de ser observadores cautelosos del microcr?dito, en lugar de promotores entusiastas. Una explicaci?n para esto puede ser que los donantes oficiales han estado recibiendo consejos que les han causado confusi?n. Son ellos mismos los que crean la confusi?n al formular sus preguntas en forma equivocada. Su discusi?n es interminable respecto a si el microcr?dito puede llegar a los m?s pobres o si puede reducir la pobreza, o si es sostenible, etc. En lugar de hacer esto, la manera correcta de proceder habr?a sido identificando los programas de microcr?dito que lo logran y estimular a los donantes a apoyarlos. Desean que todos los tipos de programas de microcr?dito muestren el mismo resultado. Los asesores de los donantes provienen de distintas direcciones y experticias. La mayor?a de ellos no tienen una experticia en microcr?dito. Por tanto, juntan todo lo que existe bajo el sol en forma de peque?os pr?stamos y lo denominan microfinanzas. De este gran dep?sito, lleno de contenido ?microfinanciero?, toman toda clase de ejemplos para llegar a todo tipo de conclusiones.

Si pudi?ramos clarificar qu? es exactamente lo que quiere decir la palabra ?microcr?dito? cuando la utilizamos en nuestro di?logo con los donantes oficiales, podr?amos ayudarlos a tomar las decisiones correctas para cada categor?a de ?microcr?dito?. No se sentir?an tan temerosos como se sienten al momento. Me estoy concretando a la palabra ?microcr?dito?, en lugar de ?microfinanzas?, porque todos los problemas se concentran en el componente de ?cr?dito? de las microfinanzas. Una vez que tengamos una pel?cula clara del ?microcr?dito?, no habr? ning?n problema con las ?microfinanzas?. La competencia interdisciplinaria (salud, educaci?n, tecnolog?a, capital humano, etc.) con el microcr?dito dentro de las agencias donantes, deber?a ceder paso a una colaboraci?n inter-agencias con el microcr?dito, si se pudiera identificar el tipo correcto de programas.

?


?De qu? ?microcr?dito? estamos hablando?

La palabra ?microcr?dito? no exist?a antes de los a?os setenta. En la actualidad se ha vuelto un t?rmino com?n entre los practicantes del trabajo de desarrollo. En el proceso, la palabra ha sido imputada a todas las cosas y para todo el mundo. Nadie se admira de que se utilice el t?rmino ?microcr?dito? para referirse al cr?dito agr?cola o cr?dito rural, al cr?dito cooperativo, al cr?dito de consumo, al cr?dito de las asociaciones de ahorro y cr?dito, o de uniones de cr?dito o de prestamistas. Cuando alguien plantea que el microcr?dito tiene mil a?os o cien a?os, nadie considera que es una pieza interesante de informaci?n hist?rica.

Creo que esto est? provocando muchos malentendidos y confusi?n en la discusi?n acerca del microcr?dito. Realmente no sabemos de qu? se est? hablando. Estoy proponiendo que pongamos etiquetas a los varios tipos de microcr?dito, de modo que podamos clarificar al comienzo de nuestra discusi?n acerca de qu? microcr?dito estamos hablando. Esto es muy importante para llegar a conclusiones claras, formular pol?ticas correctas, dise?ar instituciones y metodolog?as apropiadas. En lugar de decir solamente ?microcr?dito?, deber?amos especificar a qu? categor?a de microcr?dito nos estamos refiriendo.


Perm?tanme sugerir una clasificaci?n muy general:

A)
Microcr?dito informal tradicional (como prestamistas, casas de pr?stamo, pr?stamos de amigos y parientes, cr?dito de consumo en el mercado informal, etc.).
B)
Microcr?dito basado en grupos informales tradicionales
C)
Actividad basada en microcr?dito a trav?s de bancos convencionales o especializados (como cr?dito agr?cola, ganadero, pesquero, artesanal, etc.)
D)
Cr?dito rural a trav?s de bancos especializados
E)
Microcr?dito cooperativo (cr?dito cooperativo, uniones de cr?dito, asociaciones de ahorro y cr?dito, bancos de ahorro, etc.)
F)
Microcr?dito de consumo
G)
Microcr?dito basado en asociaciones de bancos-ONGs
H)
Cr?dito tipo Grameen o Cr?dito Grameen
I)
Otros tipos de cr?dito de ONGs.
J)
Otros tipos de microcr?dito sin garant?a extra ONGs

Es un muy breve intento de clasificaci?n del microcr?dito solamente para destacar un punto: cada vez que utilicemos la palabra ?microcr?dito? debemos clarificar de qu? tipo de microcr?dito estamos hablando. De otra manera continuaremos creando una interminable confusi?n en nuestras discusiones. Resulta innecesario decir que la clasificaci?n que he sugerido es solamente tentativa. Podemos refinarla para permitir una mejor comprensi?n y mejores decisiones de pol?tica. La clasificaci?n puede ser hecha, adem?s, en el contexto del tema bajo discusi?n. Lo que estoy argumentando es que deber?amos dejarnos de usar el t?rmino ?microcr?dito? o ?microfinanzas? sin identificar su categor?a.

Diferentes organizaciones compilan y publican informaci?n sobre microcr?dito. Es muy ?til. Propongo que, al publicar estos datos, identifiquemos la categor?a o categor?as de microcr?dito que cada organizaci?n provee. Entonces podemos pasar a otro grupo de informaci?n importante: n?mero de prestatarios pobres y su composici?n de g?nero, pr?stamos desembolsados, pr?stamos vigentes, saldo de ahorros, etc., bajo cada una de las categor?as de microcr?dito, a nivel de pa?s, regi?n y global.

Estos grupos de informaci?n nos dir?n el n?mero de pobres que son atendidos por las diferentes categor?as de microcr?dito, su desglose por g?nero, su crecimiento durante un a?o o un per?odo, los pr?stamos desembolsados, los pr?stamos vigentes, los ahorros, etc. Las categor?as que se est?n desempe?ando mejor podr?n conseguir m?s apoyo. Las categor?as que se est?n desempe?ando pobremente recibir?n ayuda para mejorar su desempe?o. Esto ser? enormemente ?til para efectos del dise?o de pol?ticas. Para prop?sitos de an?lisis, marcar? una diferencia radical.

Pido a la Secretar?a de la Campa?a de la Cumbre del Microcr?dito presentar la informaci?n que recoge sobre n?mero de clientes, n?mero de clientes m?s pobres, n?mero de clientes mujeres m?s pobres, n?mero de clientes que han superado la l?nea de pobreza, desglosada para cada categor?a de microcr?dito. Esto ayudar? a los donantes a seleccionar las categor?as que quieran apoyar. Esta clasificaci?n es muy importante tanto para los donantes, como para los dise?adores de pol?ticas.


???El Cr?dito Grameen

Siempre que utilizo la palabra ?microcr?dito? lo que efectivamente tengo en mente es el microcr?dito tipo Grameen o Cr?dito Grameen. Pero si la persona con la que estoy hablando lo entiende como alguna otra categor?a de microcr?dito, mis argumentos no tendr?n ning?n sentido. Perm?tanme exponer a continuaci?n las caracter?sticas distintivas del Cr?dito Grameen. Es una lista exahustiva de esas caracter?sticas. No todos los programas tipo Grameen tienen todas estas caracter?sticas presentes. Algunos programas dan ?nfasis a unas caracter?sticas y otros a otras. Pero en su globalidad muestran una convergencia general respecto a caracter?sticas b?sicas que les permiten presentarse como programas r?plica Grameen o programas tipo Grameen.

Las caracter?sticas generales del Cr?dito Grameen son:

(a)
Su misi?n es ayudar a las familias pobres a ayudarse a s? mismas para superar la pobreza. Est? focalizado hacia los pobres y particularmente hacia las mujeres pobres. Llegar a los pobres es su misi?n no negociable. Alcanzar la sostenibilidad es una meta directriz. Debe alcanzar la sostenibilidad lo m?s pronto posible, de manera de poder ampliar su cobertura sin restricciones de fondos.
? ?
(b)
Se otorga para crear auto-empleo, para actividades generadores de ingreso y vivienda para los pobres, en oposici?n al cr?dito de consumo.
?
(c)
El rasgo m?s distintivo del Cr?dito Grameen es no exigir garant?a, ni contratos legales. Se basa en la ?confianza? y no en un sistema de procedimientos legales.
?
(d)
Todos los pr?stamos se pagan en cuotas (semanales o quincenales).
?
(e)
Para obtener pr?stamos una prestataria debe unirse a un grupo de prestatarias.
?
(f)
Los pr?stamos pueden ser otorgados en una secuencia continua. Se accede a renovaciones cuando se ha pagado el pr?stamo anterior.
?
(g)
Una prestataria puede recibir m?s de un pr?stamo simult?neamente.
?
(h)
Incluye programas de ahorro tanto obligatorio como voluntario para las prestatarias.
?
(i)
Por lo general estos pr?stamos son otorgados a trav?s de instituciones sin fines de lucro o instituciones de propiedad, en primer lugar, de las prestatarias. Si se lo hace en el marco de instituciones con fines de lucro, se hacen esfuerzos para mantener la tasa de inter?s a un nivel cercano al necesario para la sostenibilidad del programa y no para generar utilidades atractivas para los inversionistas. Una regla b?sica del Cr?dito Grameen es mantener las tasas de inter?s lo m?s cercanas posibles a la de mercado, vigentes en el sector bancario comercial, sin sacrificar la sostenibilidad. Al fijar la tasa de inter?s, se toma como referencia la tasa de inter?s de mercado y no la de los prestamistas.
?
(j)
Se inici? como un reto a la banca convencional que rechazaba a los pobres, clasific?ndonos como ?no sujetos de cr?dito?. En consecuencia, rechaz? la metodolog?a b?sica de la banca convencional y cre? su propia metodolog?a.
?
(k)
El Cr?dito Grameen da alta prioridad a la construcci?n de capital social. Esto se promueve a trav?s de la formaci?n de grupos y centros, estimulando la calidad del liderazgo por medio de la elecci?n anual de l?deres de grupos y centros y eligiendo a los representantes a las juntas directivas cuando la instituci?n es de propiedad de las prestatarias. Con el objeto de desarrollar una agenda social de las prestatarias, algo similar a las ?diecis?is decisiones?, asume un proceso de discusi?n intensiva entre ellas y las impulsa a tomar en serio esas decisiones e implementarlas. Se da especial ?nfasis a la formaci?n de capital humano y a la preocupaci?n por proteger el medio ambiente. Monitorea la educaci?n de ni?os y ni?as, otorga becas y pr?stamos para estudios de educaci?n superior. Para la formaci?n de capital humano, se esfuerza por llevar tecnolog?a, como telefon?a celular, energ?a solar y promover la energ?a mec?nica para apoyar la mano de obra.
?
(l)
Provee un servicio de puerta a puerta a los pobres, basado en el principio de que la gente no debe ir al banco, el banco debe ir a la gente.
?
(m)
Promueve el cr?dito como un derecho humano.
?

El Cr?dito Grameen se basa en la premisa de que los pobres tienen destrezas que se mantienen inutilizadas o subutilizadas. Definitivamente no es la falta de destrezas lo que hace pobre a la gente. Grameen cree que la pobreza no es creada por los pobres, es creada por las instituciones y pol?ticas que los rodean. Con el objeto de eliminar la pobreza, todo lo que tenemos que hacer es introducir los cambios necesarios en esas instituciones y pol?ticas o crear nuevas. Grameen cree que la caridad no es una respuesta a la pobreza y m?s bien la perpet?a. Crea dependencia y destruye la iniciativa individual para romper el muro de la pobreza. La liberaci?n de la energ?a creativa en cada ser humano es la respuesta a la pobreza.

Grameen llev? el cr?dito a los pobres, a las mujeres, a los analfabetos, a la gente considerada como ignorante en el tema de invertir dinero para obtener un ingreso. Grameen cre? una metodolog?a y una instituci?n alrededor de las necesidades financieras de los pobres y cre? acceso al cr?dito en t?rminos razonables, capacitando a los pobres a construir sobre sus propias capacidades, para ganar un mejor ingreso en cada ciclo de pr?stamo.

Si los donantes pueden enmarcar las pol?ticas en las diferentes categor?as de microcr?dito, podr?n superar algunas de sus incomodidades. Una pol?tica general para microcr?dito en su sentido m?s amplio enfrenta el peligro de ser desprovista de enfoque y agudeza.


???Conclusi?n

Los pr?ximos cinco a?os ser?n muy cr?ticos en t?rminos de hacer los preparativos m?s adecuados, tanto institucionales, como financieros y pol?ticos para alcanzar la meta de desarrollo del milenio (MDM) de reducir a la mitad el n?mero global de pobres hacia el a?o 2015. En cinco a?os cruzaremos la mitad de la marca dentro del plazo se?alado para lograr esa meta. Si fallamos en lograr los preparativos m?s adecuados, fallaremos en alcanzar la meta. Y ciertamente no queremos aceptar la opci?n de fallar.

El microcr?dito puede jugar un papel vital en el logro de la MDM. La tecnolog?a de la informaci?n apoyada con microcr?dito puede ser una poderosa fuerza para sacar de la pobreza a la mitad de los pobres hasta el a?o 2015. Los temas tratados en este documento requieren ser seriamente considerados con el fin de preparar al mundo para alcanzar la meta m?s formidable que la humanidad se ha puesto en toda su historia. No fallemos en este intento.

?
? ?
Back To Top
[About Grameen] [Bank] [Family] [Microcredit] [Newsletter] [FeedBack]
? ?
? Trademarks & Copyright 1998 Grameen Communications last modified on 14-March-2004.

?